jump to navigation

CARTA DE TÍ febrero 13, 2009

Posted by lalapradamarela in love, meetings, relationships, Soulmates, thoughts.
Tags: , , , , ,
trackback

-Esta si es la respuesta a lo que hace tanto me enviaste, perdón por la tardanza, sólo necesitaba que lo dijeras-

Esto sí es para Tí.

Hoy estoy sentada  en el borde de mi ventana emparamada por la lluvia -pensando si tirarme y volar un rato- pensando en Tí: en las calles atestadas de gente en nuestro primer encuentro, las puertas de la universidad que no parece universidad sino montaña, las luces de esta ciudad gris que albergó ese momento maravilloso… la salsa, entre tus pasos no-tan-torpes y mis dos vasos de vodka-que-no-era-vodka-sino-tequila. No sabes cuantas noches intenté que saliera esto, pero algo no me dejaba -esa falta de Tí, talvez, que se me cuela por los poros y los pensamientos, por los labios y la piel- y te quise entonces y te quiero ahora, cuando me dices que me quieres desde un pedazo de mundo azul que no quiero que quiera desaparecer. Y sí, Tí, quiero.

Y entonces tiras debajo de mi alma una carta, que viaja desde la pared multicolor de tus ojos a mi puerta y toca:

-Toc toc… ¿ Está Amarilla?

-Si, si está.

-Necesito dejarle algo, es una carta de Tí.

-¿De quién?

-De Tí.

-¿De mí? ¡Imposible!

-No es de Mí, es de Tí. Nada es imposible, deberías saberlo.  Abre la puerta, Amarilla.

Y entonces abro la puerta y encuentro un sobre blanquito, blanquito arrugado en las puntas y pienso: Mierda, este Tí si que es insípido, y entonces me acerco el sobre a la nariz -cansada de oler- y algo se apodera de ese encuentro. Y te reconozco entre los tipos del papel, y las letras, entre los recortes, las fotos -que no tenemos- las palabras ocacionales, las galletas no entregadas. Y recuerdo los paseos en la tarde, el afán para llegar a los salones, cumplir una hora que no existía, así es el tiempo, esclavizante, como tú, Tí, como tú…

-¿Qué hora tienes?

-No tengo, Amarilla.

-Igual debo irme, llegué tarde. Dile a tu amigo que me llame para el reportaje.

Furtivos. Eramos furtivos. Yo porque no te entendía, y tú porque no sacaste tiempo para dejarme algo de Tí. Y no me dejaste nada y me lo dejaste todo, porque después de muchas lunas aún te pienso antes de acostarme y trato de encontrar la mejor forma de responderte la carta y recuerdo que me ubicaste después del tiempo y me dijiste: esto es de Tí, lo dejaste escondido dentro de mi chaqueta, la útima vez que nos vimos, ¿recuerdas? y yo dije, si, tanto tiempo, tengo canas-tengo-ganas-baila-conmigo-otra-vez-quiéreme-otro-rato-escríbeme-quiéreme-quiéreme-quiéreme. Sacamos un cigarrillo, de eso te acuerdas bien y me estiraste lo que estaba oculto en tu mano izquierda y era la carta. La carta de Tí.

Por cierto. Sí, Tí, voy a verte.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: