jump to navigation

Respuesta a la carta que tiraste por mi ventana esta tarde… ¿O por mi puerta? enero 25, 2008

Posted by lalapradamarela in love, meetings, relationships, Soulmates, thoughts, Uncategorized.
Tags: , , ,
trackback

 

masfuertezy7.jpg


“El asunto es que allí estaba ella, tal vez un poco más amarilla que el día anterior, pero definitivamente más hermosa que la imagen que había almacenado en mi memoria”.

-N.Bach-

 

Sonreía mientras repasaba con mis ojos cansados los tipos que tan sabiamente digitaste sobre el papel virtual -me gusta imaginar a veces que te tomaste el trabajo de surcar el papel y marcar franjas de jeroglíficos que para ti y para mí resultan tan claros pero para los demás no significan nada más que tinta regada- No pude evitar pensar en tus brazos cansados, la férulas que no-se-cómo-ni-porqué ayudan a soportar un dolor óseo, profundo-visceral, un dolor del que no sé porque, paradójicamente, en nuestro mercado de palabras no me contaste, pero que es ese mismo que me invadió la noche que esperé verte y nunca llegaste y me dije: – Que te pasa nena,. No va a entrar, está ocupado- Tu noche era verde-trabajo, la mía naranja, como la espera, como la incertidumbre, como los pensamientos que llegaban cuando tu aún no lo habías hecho y no lo hiciste. Y quise ser amarilla y me pregunté si podría regresar a mí, pero esa noche mi escenario era otro, las tablas de mi teatro me proponían una espera absurda pensando que tal vez estarías tras bambalinas mirándome de reojo mientras frente al público yo esbozaba una sonrisa que juraba era real aunque no se sentía como tal.

No estoy diciendo nada, no te quiero porque en mi mundo eso difícilmente existe y es menos probable porque los tiempos de nuestros encuentros aunque maravillosos, han sido cortos para navegar en ti. Pero estoy absolutamente segura que de existir la empatía, se encarnaría bajo tus ojos, tu disfraz de “hombre de leyes”, tu sentido de la responsabilidad, ese, con el que sueles luchar cuando quieres sentirte libre y canalear un poco de Tv. Si existiese una forma de traerte a mi mundo tendrías pases dobles y VIP, porque no he encontrado individuo alguno que me brinde un nivel de comunicación kármica como lo hiciste tu ese día.

Debo confesar que yo también entré a nuestra ventana a mirar la Luna Azul, estaba llena, completa, sin falta y sin ti. Estuve tentada a preguntarle por las canciones de Bach que ambientaban nuestra armónica conversación, pero me arrepentí, pensé que talvez utilizaría su tez blanca para decirme que no las conocía, que no tenía ni idea, que me lo había soñado. Así que borré las letras de mi cabeza y seguí haciéndome la extraña, la mentirosa, la calmada. Me hice la que no le importaba, cómo si nada, esa es la vida: Sobrevivir a la espera y sobrevivir a ti.

Empecé a gritarle a Morfeo para ver si esta noche a diferencia de todas las mías se apiadaba de este pedazo nono de arco iris y me regalaba un poco de sueño tranquilo –nunca hemos tenido la mejor relación, lo sabes- evidentemente no pasó. Me acosté en la cama a repasar mis vidas contigo y entre todas ellas encontré una en la que me levantaba temprano y hacía el desayuno. Me gustó más que las demás, me quedé con ella y me dormí.

Para el momento en el que desperté ya no estabas, pero no te había podido sacar de mí. No me molestó tanto, la verdad. Encontré la carta que habías tirado por la ventana, o bajo la puerta -ya no recuerdo- retiré el papel que la envolvía entre pedazos de alma rota, de recuerdos pasados, de sueños húmedos, de sonrisas fingidas, de carcajadas de verdad, de buenos amigos, de personas sin corazón… de vidrios rotos. La leí mientras mojaba mis labios de pura alegría, el crepúsculo empezaba a bañar mi insomnio de ansiedad. La segunda pesó más, me dormí..

Esta vez desperté y estabas conmigo -Y me gustó-

Anuncios

Comentarios»

1. Ragnarok - enero 26, 2008

N. Bach no es más que un ser ficticio, un infante que pensó estar listo para ser hombre y que creyó que podría amar sin ser amado. Bach es tan intangible como esto que estoy sintiendo ahora y que tarde o temprano terminará consumiéndome por completo.

Tal vez nunca llegue a comprenderte ni a ser la mitad del hombre que podría merecer alguna vez un beso o una caricia tuya, pero si de algo estoy seguro es que nunca más mi vida será la misma. Podrás odiarme, llamarme idiota e incluso mandarme a la mierda una y otra vez, pero ni tú ni nadie podrá negarme el derecho de amarte.

2. La Laguna - enero 31, 2008

Cuando estuve contigo y al despertar el azul del paisaje de mi laguna bañaba el amarillo y un verde esperanza nacía porque al fin la banca estaba sola, pero nosotros no, nos habíamos encontrado, nos habíamos amado, nos habíamos perdido, tu en mí y yo en tí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: